En estos momentos está utilizando la versión accesible en un dispositivo de sobremesa. Desactive el modo de accesibilidad.

Descubrí lo mejor de Amsterdam

Ámsterdam es perfecta para recorrerla en bicicleta o en barco durante el día y para perderse a pie por las orillas de sus canales iluminados con farolas por la noche.

Las bicicletas son el medio de transporte ideal en la ciudad, porque no sólo permiten explorarla por completo, sino también detenerse en el momento deseado para descansar, pasear, visitar museos, iglesias, edificios históricos, degustar los buenos quesos de la región o uno de los típicos conos con papas fritas, por supuesto acompañados con un chopp de espumosa cerveza local.

Ámsterdam es una ciudad de gran belleza donde la foto perfecta aparece a la vuelta de cada esquina.

Ámsterdam es también una ciudad de gran belleza donde la foto perfecta aparece a la vuelta de cada esquina; en sus plazas y antiguos edificios, donde confluyen sus canales como el Brouwerser y el Prinseng o en el puente Torontobrug sobre el río Amstel. Las orillas del canal Herengracht con sus casas flotantes es otro buen ejemplo de uno de los muchos rincones tan únicos que hacen de Ámsterdam una ciudad especial que invita a ser descubierta por más que caiga alguna de sus frecuentes lloviznas.

Al aire libre: Las mejores plazas, parques y mercados de Ámsterdam

Para buena parte de los residentes y visitantes de Ámsterdam la vida transcurre en sus plazas, parques y mercados al aire libre: todos diferentes, únicos, encantadores y muy cercanos entre sí; en pleno corazón de la ciudad.

Vondelpark

Vondelpark, Amsterdam

Es el parque más importante de la ciudad y posee más de 40 hectáreas arboladas con fuentes y lagos artificiales. Se pueden realizar múltiples deportes o, sencillamente, disfrutar de alguno de los recitales de música que se celebran con cierta frecuencia. El lugar es tan idílico que todo el entorno parece que invita a hacer un picnic: una cesta con panes, quesos y fiambres, el aroma de la carne asada y servirse de parrillas portátiles para cocinar salchichas, hamburguesas y otras delicatessens.

La plaza Dam

La plaza Dam, Ámsterdam

Es la plaza principal de Ámsterdam y el lugar donde comenzó a gestarse la ciudad en el siglo XIII. Este es el preciso lugar donde un grupo de pescadores construyó el dique (Dam en el idioma neerlandés) en el río Amstel que permitió el desarrollo de Ámsterdam. En el medio de la plaza se encuentra el Monumento a la Liberación o Bevrijdingsmonument, un obelisco en recuerdo a los caídos en la Segunda Guerra Mundial. A sus lados, además de negocios y galerías comerciales, se ubican muchos de los edificios más importantes: el Palacio Real y la Nieuwe Kerk (la iglesia Nueva), en donde a fines de abril de 2013 fue investido como nuevo soberano del reino el príncipe Guillermo Alejandro junto a Máxima, su esposa.

Rembrandtplein

Rembrandtsplein, Ámsterdam

Una de las plazas preferidas por los turistas, con mucha vida tanto de día como de noche y con una enorme variedad de lugares para comer y beber, para pasarla de la mejor manera hasta tarde. En el centro de la plaza hay una estatua de Rembrandt, uno de los pintores más importantes de la historia de los Países Bajos, y a sus pies lo acompañan otras 22 estatuas de bronce que representan a los personajes de "La Ronda de Noche", la obra más famosa del artista.

Leidseplein

Leidseplein, Ámsterdam

La plaza de Leidsen es muy movida, con mucha gente que aplaude a los músicos y malabaristas que trabajan a la gorra. Alrededor hay locales comerciales, bares con mesas afuera y restaurantes con comida de medio mundo, incluidas parrillas argentinas. En un costado el imponente edificio del Stadsschouwburg, el teatro Municipal y a pocos metros el Leidsepleintheater, un teatro de comedias en inglés.

Waterlooplein

Waterlooplein, Ámsterdam

En esta plaza se encuentra uno de los mercados a cielo abierto más animados y con mejores precios de Ámsterdam, el Stopera, el edificio que guarda el Ayuntamiento de la ciudad y el Muizektheater, el edificio de La Ópera. Al final del mercado se puede visitar también la iglesia católica Moises y Aaron (Mozes en Aäronkerk).

El Bloemenmarkt

Bloemenmarkt, Amsterdam

El mercado de las flores de la ciudad es una explosión de colores y aromas y está emplazado en uno de los márgenes del canal Singel. Se puede comprar de todo para la jardinería, souvenirs y, por supuesto, hermosos tulipanes. Sin duda, no pueden faltar los bulbos de tulipán para plantar en las macetas de sus casas a la vuelta del viaje a Holanda.

Plaza Spui

Es otra de las plazas más destacables del centro de Ámsterdam, con sus tiendas y lugares para comer con mesas en el exterior. Pero quizá, lo más característico y especial de esta plaza sean las librerías que podremos encontrar tras la estatua de la Juventud. Además, todos los viernes podremos encontrarnos en esta misma plaza con el mercado de libros y con el mercado de Arte todos los domingos.

Mercado de Nieuwmarkt

El mercado Nuevo se ubica cerca de Waterlooplein, en el conocido barrio Chino, a los pies de De Waag, una de las puertas de entrada de la antigua muralla de la ciudad. Si bien las murallas no existen más, este antiguo edificio del siglo XV es el punto de partida de este mercado. Con variedad de productos, es de los pocos que están abiertos de lunes a viernes. Los sábados se venden productos orgánicos.

Museos: Arte e Historia

Sumado a las caminatas y paseos en bicicleta o en barco, Ámsterdam dispone también de una muy buena propuesta de museos por toda la ciudad.

Algunos de los más importantes se ubican en el Museum quarter, el barrio de los museos, una zona especialmente diseñada para contener lo mejor del arte holandés.

Rijkmuseum

Rijksmuseum, Ámsterdam

El museo Nacional de Ámsterdam es el más importante de Holanda. Incluso su fachada exterior es extraordinaria con sus espléndidas cúpulas neogóticas. En su interior, el Rijkmuseum guarda más de 5000 pinturas y otras miles obras de arte. Posee también (entre otros) el cuadro más famoso de Rembrandt, “La ronda de noche”, además de cuadros de importantes artistas holandeses como Vermeer, Alkmaar y Hals.

Museo Van Gogh

Vincent Van Gogh es uno de los artistas holandeses más renombrados del mundo, así que solo hay que cruzar la Museumplein, (La plaza de los Museos), para conocer las obras de este genio. Visitarlo es prácticamente una obligación para todos los turistas que lleguen a la ciudad. El museo cuenta con más de 600 obras del autor, entre ellas las famosas “El dormitorio de Arles” y “El jarrón con 14 girasoles”.

Museo Stedelijk

Es el museo de Arte Moderno, justo en diagonal al Museo Van Gogh, muy interesante con obras de artistas como Picasso, Chagall, Cézanne y Mondriaan entre otros. Hay que estar atentos, porque hay muy buenas exhibiciones itinerantes durante todo el año.

Casa Museo de Rembrandt

Rembrandtsplein, Ámsterdam

Ubicada en el antiguo barrio judío, Rembrandt compró esta vivienda en 1639 y fue entre esas paredes donde el artista realizó muchas de sus obras más importantes. Ha sido restaurada con el aspecto que tenía en el siglo XVII y todavía hoy se pueden visitar la mayoría de sus cuartos para conocer en primera persona los lugares donde Rembrandt trabajaba o apreciar dibujos y efectos personales.

La Casa Museo de Ana Frank

Es indispensable en un paso por Ámsterdam visitar la casa de Ana Frank, la niña judía que con su testimonio conmovió al mundo. El 17 de mayo de 1940, ya iniciada la Segunda Guerra Mundial, los ejércitos de Hitler tomaron Holanda e iniciaron la persecución de los judíos en todo el país. En esta misma casa de pisos de madera, Ana estuvo oculta junto a su familia por más de dos años. Sufriendo el miedo y el hambre pero también escribiendo sus diarios y dejando para la historia universal un documento excepcional. La casa se mantiene casi intacta y para visitarla es necesario hacer reserva online.

Experiencias: para conocer Ámsterdam desde todos los ángulos

Ámsterdam les da a los visitantes la posibilidad de explorarla desde diferentes miradas, desde la gastronomía, la bebida, sus paisajes, su historia o sus barrios más controvertidos. Los que quieran enamorarse de esta ciudad deberán descubrirla con la mente abierta y el corazón caliente.

Visita al Barrio Rojo

En pleno centro de la ciudad, muy cerca de la plaza Dam, se encuentra el barrio más polémico y singular del país: el barrio Rojo. En él conviven de manera legal los establecimientos de sexo pago y los coffeshops, bares en donde se pueden consumir libremente marihuana y hongos alucinógenos. Conviene recordar que hay que visitar este barrio con responsabilidad.

Una mirada a la Oude Kerk

Si ya recorrieron el barrio Rojo, a pocos metros tienen que encontrarse con la Iglesia Vieja, edificio gótico considerado el más antiguo de Ámsterdam. Fue construido a principios del siglo XIV gracias a los “perdones” que otorgaban los sacerdotes tras recibir generosas donaciones de los soldados, comerciantes y marineros que llegaban hasta allí luego de la compañía de las trabajadoras sexuales del barrio Rojo.

La paz del Begijnhof

Un conjunto de antiguos edificios rodea un patio interior que es pura paz. Por siglos perteneció a las beguinas, una hermandad de mujeres católicas laicas que cuidaban de enfermos. Hay tres desafíos aquí: encontrar la capilla clandestina, la iglesia Inglesa y la Het houten huis, la casa más antigua de Ámsterdam con más de seiscientos años y que mantiene su fachada de madera.

En barco por los canales

Barcos de canal, Amsterdam

Hay de todos los precios y para todos los gustos; se puede elegir temprano en la mañana o al atardecer y, de hecho hay tantas oportunidades y opciones que lo único que nos debería preocupar es no perderse mientras se recorre la ciudad a través de sus ríos y canales.

Tour por la cervecería Heineken

La fábrica de Heineken, Ámsterdam

Para los que aman la cerveza el tour a la fábrica de Heineken es una muy buena experiencia. En un recorrido por la antigua cervecería aprenderemos todo sobre la elaboración de esta universal bebida y, además, podremos disfrutar de todas las explicaciones en 4D. Por supuesto, la guinda de la experiencia llega al final, con la cata de varios tipos de cerveza.

Degustación de quesos

Amsterdam Cheese Store

Los quesos son una pasión holandesa y están considerados como uno de los mejores del mundo. Ámsterdam ofrece tres de los principales lugares en donde pueden degustar estos deliciosos manjares y, además, comprar un buen surtido: el Henri Willig Cheese Farm Store, la tienda Ámsterdam Cheese Store y el Amsterdam Cheese Museum.

Los escritores

Carola Fernández Moores y Marcelo BorregoCarola Fernández Moores y Marcelo Borrego son periodistas desde hace 20 años, pareja hace 13 y viajeros de toda la vida. Aman la comunicación, viajar, escribir, fotografiar y filmar. Llevan visitados 66 países ¡y contando! Son autores de dos libros de crónicas de viajes "Por el mundo juntos a la par. La vuelta al Globo en 80 crónicas" y "Asia. Crónicas del Lejano Oriente". En 2018 publicarán su tercer libro "Yugoslavia y el laberinto de los Balcanes". Pueden encontrar sus aventuras viajeras en periodistasviajeros.com.

Reserva tu veulo a Ámsterdam

Busca vuelos a Ámsterdam con nuestro calendario de tarifas bajas!

Reserva tu vuelo ahora